PROPIETARIO VS INQUILINO

Hoy en día es muy importante evaluar todas las opciones de vivienda con las que contamos, antes de decidir si queremos comprar o rentar, ya que no en todos los casos comprar una casa o departamento es una decisión acertada.

Primero que nada, vamos a ver la diferencia Entre ser Propietario y ser Inquilino.

PROPIETARIO

  1. Es patrimonio. La vivienda se convierte en patrimonio, que puede ser utilizado como soporte financiero para futuras inversiones. Así mismo, se pueden obtener ganancias por la valorización.
  2. Da bienestar. Ser propietario tiene un valor emocional invaluable, la alegría y sensación de éxito que da adquirir vivienda es muy grande, le aporta bienestar y mayor sentido de pertenencia a la familia.
  3. Movilidad social. La vivienda propia y la educación superior son las dos mayores conquistas de la movilidad social en las economías en vía de desarrollo.

INQUILINO

  1. Sin ahorros. No se requiere hacer el esfuerzo de ahorrar la cuota inicial, ni comprometer ingresos futuros.
  2. Flexibilidad. Se pueden encontrar inmuebles de acuerdo a las necesidades inmediatas, como la cercanía al trabajo.
  3. Menos gastos. No se debe pagar predial, ni reparaciones locativas. Se puede cambiar fácil de casa.

Es importante tomar en cuenta que el pago de un crédito hipotecario que solicitas para comprar tu casa o departamento se divide en dos, en lo que pagas a capital y lo que pagas de intereses; mientras que cuando decides pagar una renta no hay pagos extras, así que si consigues una renta más baja a la mensualidad del financiamiento hipotecario, podríamos decir que rentar sería una decisión acertada, porque incluso tendrías la oportunidad de invertir la parte de los intereses, que no estás pagando, a fondos de ahorro,  iniciar un negocio propio o emprender en lo que más te guste.