5 Razones por las que no consigues comprar una casa


Comprar una casa, especialmente si es la primera, es el sueño de muchas personas, y en el proceso de conseguir esa meta a veces se toman decisiones que lejos de acercarnos, nos alejan del objetivo. Podemos creer tener motivos como puede ser mitos de los créditos, un mala asesoría para el financiamiento o simplemente la desidia. Para que eso no te suceda, echa un vistazo a esto.

Mala razón 1. No buscar orientación sobre financiamiento.

El primer paso en el proceso de compra de vivienda debería ser ir a dos o tres bancos (acudir a las oficinas o pedir informes en Infonavit o Fovissste en caso de que seas derechohabiente), esto para saber si eres sujeto de crédito y cuánto capital te pueden prestar para comprar una casa o un departamento. Esto no aplica para ti, si no cuentas con problemas de liquidez para comprar al contado.

Es fundamental que antes de todo, discutas con estas instituciones ese tema. ¿Cómo vas a saber qué tipo de inmueble buscar si no tienes claro el tema de los números? No queremos ser pesimistas, pero creer que puedes comprar un departamento de un millón de pesos no significa que realmente puedes obtener un préstamo para comprar una propiedad de ese precio. Mantenerte en los márgenes de la realidad te dará un piso firme para el resto del camino por andar.

Mala razón 2. Elegir un crédito hipotecario milagroso

La industria hipotecaria es muy susceptible a los fraudes, eso incluye una gran cantidad de prestamistas poco confiables, créditos milagrosos o más baratos. No puedes confiar en cualquiera para hacer una de las transacciones más importantes de la vida.

Tu fuente de financiamiento debe ser sólida para evitar perder tiempo y dinero o para que tu oferta no sea rechazada por el dueño de la vivienda que te interese comprar en el futuro. ¿Buscas asesoría para comprar tu casa? apóyate de un asesor hipotecario, no dejes este paso al azar.

 Mala razón 3. Esperar por la casa ideal al precio idóneo 

El mercado inmobiliario es uno de los más estables, pero la inflación, el entorno económico y otros factores hacen que aumenten los precios de la vivienda. Pensar que “debes esperar el momento perfecto” para atrapar la mejor oportunidad puede hacerte perder días o meses valiosos.

Suele suceder que estás frente a una buena oportunidad y prefieres “esperar” en caso de que aparezca otra mejor. Si lo haces, los precios pueden subir y la competencia crecerá.

Mala razón 4. Buscar casas fuera de tu alcance

Evita a toda costa salirte de tu presupuesto, si el banco te puede prestar un millón de pesos, no Googlees casas de 1.1 o 1.2 millones y mucho menos las visites. Resiste esa enorme tentación porque todavía te quedarán otros rubros por cubrir, no olvides el asunto de los gastos notariales, y otros extras que deben salir de tu bolsillo.

Mala razón 5. El temor a ofertar

Para un comprador con poca experiencia, puede resultar intimidante el proceso de lanzar una oferta de compra. ¿Cómo puedes saber tú que la casa que te gustó está a buen precio? o ¿cómo saber si debes ofrecer el precio completo o menos? En definitiva, la persona indicada para determinar si una propiedad se vende en un precio justo, o no, es un agente inmobiliario. Este profesional lleva a cabo un análisis de mercado comparativo para examinar propiedades vendidas similares a la que te gustó, con base en su experiencia y conocimientos, te guiará para hacer la mejor inversión. Temer es natural, pero aventurarte a decidir esperando lo mejor, no es la mejor idea nunca.

Cuéntanos con cuál de estas razones te identificas, busca la solución a ella y lánzate por tu sueño. La única condición es ir lo mejor informado para que no libres una batalla, y en eso en Mi Solucion Hipotecaria con gusto te asesoramos “Sin Costo Alguno”.